Ser o no ser comunicador, esa es la cuestión...

"Sos periodista?" "Comuni...qué?!" "Con qué se come?"

¡Buenas a todos!

Tal como indica el título (homónimo) del canal que estoy empezando a construir y diseñar, voy a empezar esta “entrada”, tratando de dar una aproximación un poco más concreta acerca de qué implica ser un comunicador social.

Digamos que yo era una persona feliz hasta que el mundo comunicacional se cruzó en mi camino. Si bien esta no parece ser la mejor de las definiciones, les voy a contar por qué:

Cuando tenía 17 años y estaba terminando el secundario, acudí al famoso libro de “Carreras Universitarias”. El título de la enseñanza media que había recibido hasta el momento era “Perito Mercantil con Orientación Contable e Impositiva”, en otras palabras, contador. Mi inclinación siempre fue hacia el lado de la literatura, los medios, la creatividad, la publicidad y las marcas y estaba muy empecinada en seguir una carrera en la universidad pública, esto es, la Universidad de Buenos Aires, de ahora en más, UBA.

No me pregunten por qué tenía estas aspiraciones, ya que en ese momento uno no contaba con la mejor de las orientaciones, sino que al menos quería seguir cultivandome. Por otra parte, iba a ser la primera integrante de mi familia en alcanzar un título universitario.

Me inscribí al Ciclo Básico Común (CBC) y así luego siguieron casi 10 años llenos de experiencias, dramas, altibajos, hermosas amistades, conocimientos increíbles, eminencias docentes y, a la vez, un tortuoso camino en el que se ponía a prueba la paciencia, la tolerancia, el fastidio y por sobre todo, las ansias por recibirse.

Cabe hacer la siguiente aclaración: mi intención en este espacio online es ir develando esta cuestión de “ser o no ser” shakesperiana en módicas cuotas, primero para evitar que este relato se haga denso y solo personal, y segundo, porque dado que me encuentro con mucho tiempo disponible (debido a mi actual desempleo), creo que podría hacer varios Blogs hasta encontrar trabajo finalmente.

Entonces, hasta el momento todo marchaba bien. Existía ese entusiasmo emprendedor ante un mundo completamente nuevo y a la vez extraño. Muchísima emoción por encontrar gente igual de “raro” que uno y vencer ese desafío personal que presentaba hacer una carrera universitaria y convertirse en profesional.

El gran problema subyacente era que para ese momento, no había sido lo suficientemente consciente para analizar el hecho de que quizás la carrera que estaba eligiendo no necesariamente estaba relacionada con un ingreso inmediato y promisorio. Esto empezó a llegar más adelante, para el momento “bisagra” de la carrera en la que barajé en más de una oportunidad dejarla.

De allí que hoy, a meses de entregar la tesina de grado y finalmente recibirme, la carrera Ciencias de la Comunicación fue una gran prueba de fuego. 30 materias, 6 anuales, miles de cuatrimestrales, finales desaprobados y luego aprobados, trámites y más trámites y como si fuera poco, una tesina como broche de oro, en un momento en el que las fuerzas al fin parecían acabarse.

Si bien esto no intenta asemejarse a una historia de vida, es un camino que me trajo hasta acá, a hacer un canal polirubro como bien se anticipa, en donde pueda mostrar la “madera” de comunicadora social que tengo, algunos trabajitos que me dieron algunos cursos y una manera de profesionalizar mis conocimientos, ganar experiencia, contactos, nutrirme de los que saben más que yo y aprender del otro, perfeccionarme y vencer ahora lo que representa mi próximo desafío en la vida: encontrar trabajo.

Por supuesto que esta historia no va a quedar así, sino que planeo contarles algunos detalles más profundos acerca del misterioso quehacer del comunicador que, hasta el día de hoy, sigue siendo para muchos un acertijo o por qué no, la octava maravilla del mundo, jaja.

Prometo que pronto van a poder aprovechar con sus sentidos algunas cositas en las que estuve trabajando a lo largo de mi formación académica y profesional.

¡Hasta la próxima!

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...