Perfiles - Hugh Laurie: "Diamante en bruto"

El multifacético y camaleónico Hugh Laurie. En el mes de su nacimiento, lo celebramos así.

Pocos conocen el trayecto de este personaje tan particular, ahora conocido mundialmente. De un extremo al otro, Hugh Laurie recorrió todos los ambientes del espectáculo. Desde sketchs con el famoso Mr. Bean (Rowan Atkinson), pasando por su papel protagónico en la película Stuart Little, hasta encabezando una de las series televisivas más relevantes y aclamadas de los últimos tiempos: House MD. Hugh Laurie, es el resultado de una combinación camaleónica con múltiples facetas y ha demostrado su versatilidad hasta entonces, solo que para comprobarlo una vez más, hacía falta escucharlo cantar jazz y blues en el Luna Park.

Veamos de qué esta hecho este hombre: Hugh nació en Oxford, Inglaterra y es el menor de cuatro hermanos. De adolescente, pasó por varias universidades, entre las que se destacaron las de Oxford y Dragon School. Pero fue en Cambridge, donde dio sus primeros pasos en la interpretación. Más tarde, comenzó con breves apariciones televisivas en la cadena británica BBC, pero no fueron muy prometedoras. Recién hacia fines de la década del ‘90, su nombre empieza a ser conocido en la cultura inglesa y norteamericana.

Para el año 2004, se inició un ciclo televisivo emitido por la cadena FOX, llamada House MD y el elegido para protagonizarla fue nuestro queridísimo Hugh Laurie. Su personaje encarnaba a un médico poco convencional, controversial y provocador que lideraba un equipo de diganóstico en el Hospital Universitario Princeton – Plainsboro en Nueva Yersey. Esta sería la “clave del éxito” y la razón por la cual por momentos y casi inconcientemente, tendemos a reemplazar su verdadero nombre por quien nosotros creemos que es el verdadero: “Dr. House”.

Pero nuestro personaje nos tenía deparado mayores sorpresas. ¿Quien hubiera imaginado que el doctor tan amado y admirado tocara el piano, acompañado de una banda de blues y se pusiera al mando del micrófono cantando viejas melodías de Nueva Orleáns? No sólo renovó la esperanza de aquellos fanáticos y seguidores quienes “sufrieron” el término de la serie de FOX, sino que a modo de “broche de oro”, íbamos a tener la posibilidad de escucharlo en vivo, en nuestro país, conociendo así, su lado oculto.

El concierto fue una mezcla de humor inglés con ocurrencias típicas de un “cómico británico de clase media” (como suele definirse a sí mismo) y contó con referencias musicales de los covers que realizaba la banda y de aquellos cantantes que Laurie admiró desde siempre. Pero sobre todo, fue la música la que ocupó el lugar primordial. Con la Copper Bottom Band, Hugh se lució con muchas de las canciones que integraron su album debut “Let Them Talk”, pero se abstenía de su talento, diciéndole al público que “lo vieran a él pero que los escucharan a ellos”, aludiendo a la genialidad de los miembros de la banda que lo secundaba. Cumplió con una de las reglas protocolares “implícitas” de nuestro país de ponerse la camiseta de argentina y hasta cantó tango (“el choclo”) acompañado de dos parejas de bailarines en el escenario. Todo un carismático.

Algunas de las canciones que interpretó fueron: “You don’t know my mind”, “Swanee River”, “Battle of Jericho”, “Tipitina”, “Let them Talk”, entre otros. Demás está decir que su disco contó con las participaciones de Tom Jones y Dr. John, como si fuera poco.

Pero por supuesto, estamos describiendo y presentando a este artista como si fuera una persona de reconocida trayectoria en la música y debemos admitir que no lo es. En nuestro país se hizo conocido por ser Dr. House, y quizás muchas de las personas que asistieron a su concierto, se sintieron intrigadas por lo que este personaje tenía para ofrecer además de sus dotes actorales. El revés fue más que inesperado, ya no era más Dr. House, ahora era: Sir Hugh Laurie.

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...