Bienvenido a Verum News

Nuestro objetivo es dar voz a todas las personas y poner el mundo a su alcance.
Emprender en VERUM y obtener el 100% de las ganancias.

Comenzar

Review: "Rosebud"

El Ciudadano Kane, una joyita del cine clásico.
Review: "Rosebud"

Considerada como una de las mejores películas en la historia del cine, Citizen Kane, mejor conocida como “El Ciudadano”, posee muchos de los elementos que han transformado la forma de hacer cine para siempre. La técnica del fundido y la utilización de la retrospectiva o flash back, dio cuenta de un recurso no conocido hasta entonces.

Escrita, dirigida y protagonizada por Orson Welles, autor de la pieza radiofónica “La Guerra de los Mundos”, realizó esta película con bajo presupuesto y actores que recién se daban a conocer en la gran pantalla.
Cuando vemos la película Citizen Kane, lo que menos percibimos es el paso del tiempo. En caso de no ser reacios al blanco y negro, el argumento refleja muchas de las realidades actuales, e incluso podemos sentirnos identificados con los personajes y momentos de la película.

Para aquellos “simpsonaficionados”, ésta es la película de la cual se han extraído en más de una oportunidad escenas que relatan la vida del magnate Charles Montgomery Burns, su obsesión por su oso Bobo, elemento de una infancia corrompida y perdida, su mansión, réplica de la finca de Xanadu de Charles Foster Kane, entre otros detalles de los cuales, de no haber visto la película, no nos hubiéramos percatado de su existencia.

Pasemos revista al argumento: El Ciudadano es el retrato de la vida y obra de un multimillonario quien habiendo heredado fortunas de su entonces tutor, toma el mando de uno de los periódicos más reconocidos de la época: “The Inquirer”, la que cambia radicalmente su línea editorial y posteriormente utiliza los recursos informativos para postularse como presidente de los Estados Unidos.

La película es relatada en el año en que fue producida, 1941. La curiosidad y el interés sobre esta personalidad surgen cuando pocos segundos antes de su muerte, Kane pronuncia la palabra “Rosebud”. La retrospectiva se desarrolla en torno al descubrimiento de este término, por lo que impulsa a muchos reporteros y periodistas a la indagación de aquellos que conocieron al ciudadano.

Rejas, pantanos, esculturas y una mansión más parecida a un castillo que a cualquier otra cosa, parecen ser imágenes más de un subconsciente, que de una escena verosímil, pero pronto sabremos que todos esos elementos son piezas de un rompecabezas que se irá armando conforme progrese el film. Welles nos quiere sacar de nuestro lugar de comodidad para ponernos en el rol de un investigador semejante al de los reporteros con los que nos encontraremos más adelante.

Frases como “la información es poder” o aquellas dichas por el propio Kane como: “si no hubiese sido tan rico, quizá hubiera sido un gran hombre”, son algunas que nos resuenan cuando presenciamos las escenas que se suceden en la película. De manera subyacente, el relato nos intenta decir que la riqueza de un hombre no es sinónimo de su felicidad, que en orden para ser amado, ya sea por la gente o por una persona en particular, no puede ser bajo las condiciones que uno imponga. Charles Foster Kane, era una persona inteligente, habilidosa, que lo tenía todo, pero que por todas las razones expuestas, murió sólo, abandonado, triste, en su enorme acorazado Xanadu en Florida.

Los romances, el amor, las amistades, no pueden estar en detrimento de los negocios, el dinero, o proyectos políticos. En definitiva, y no necesitamos una película para ello, la muerte existe para todos por igual, y para los creyentes, uno no se va a ganar un porcentaje mayor de cielo por los logros que hagamos en la tierra. El Ciudadano Kane aporta una cuota de realidad que en más de una oportunidad, es necesaria.

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...